“Justicia es hacer cada quien lo que le corresponde”  -Platón.

Aunque en ocasiones cueste trabajo encontrar la conexión entre las distintas problemáticas, la Cultura de la Legalidad, nos ayuda a reducir las desigualdades, la inseguridad, las injusticias y eleva el nivel de la sana competitividad, del desarrollo económico y de mejores condiciones de vida. La Cultura de la Legalidad es la esencia de que cada persona, sin importar su edad o perfil, se apegue a lo que le corresponde hacer para construir una sociedad y ciudad en la cual desee vivir, y en especial, un lugar donde sus futuras generaciones puedan vivir en paz.

Al corromper o violentar una regla, estamos de manera directa actuando en contra de la Cultura de la Legalidad. La Legalidad no solo es aquello que está escrito en una marco normativo o en una ley, legalidad también son aquellos valores y creencias entendidas como positivas y honestas que construyen una sociedad congruente y con solvencia moral.

Lo más importante de la Cultura de la Legalidad, es el grado de autorregulación que logramos tener en nuestro actuar día con día, cuando nos enfrentamos ante cualquier situación en donde tenemos la posibilidad de hacer las cosas de manera correcta y con la convicción de sentirnos orgullosos de un acto, ya que, en definitiva lo realizado sería digno de admirarse o si en su caso, al estar frente a una situación pensamos en cómo obtener ventaja de cualquier transacción o alteración que se realiza, es como nos demostramos a nosotros mismos si estamos abonando o no, a la formación de comunidades más justas.

Para lograr una mejor sociedad, con mayor seguridad y justicia, es importante que todos los días pongamos de nuestra parte y seamos ejemplo al respecto, condenando los actos ilegales, denunciando todo aquello que sea mal hecho, si todos cuidamos a nuestra ciudad y hacemos lo que nos corresponde, lograremos un mejor Mexicali.