Será en marzo de este año cuando el Consejo General del Instituto Estatal Electoral (IEE) presente al Congreso del Estado una nueva iniciativa de reforma político-electoral para Baja California.

Raúl Guzmán Gómez, secretario ejecutivo del Instituto, informó que la reforma se basa en el análisis de todo lo vivido en el proceso electoral local 2018-2019, con intención de fortalecer el trabajo del organismo.

 

La reforma planteada por los consejeros sería independiente de la reforma electoral en la que trabajó el Gobierno del Estado, que según la información proporcionada ya se encuentra siendo revisada en comisiones por el Congreso local.

Por ello no tomaría en cuenta el modificar la fecha de inicio del proceso electoral local, que actualmente es la segunda semana de septiembre de 2020.

Según explicó Guzmán Gómez, de forma extraoficial se conoce que la iniciativa estatal plantea retrasar el inicio del proceso electoral a la primera semana de diciembre del año previo a la elección (2020).

Asimismo, la reforma del Gobierno del Estado busca que la instalación de consejos electorales se recorra a la primera semana de marzo del año de la elección (2021).

De ser aprobada esta iniciativa, explicó el entrevistado, sería necesario realizar diversas modificaciones al interior del Instituto, pues muchos de los procedimientos no podrían hacerse como actualmente.

Este es el caso de la capacitación para los funcionarios de casilla, consejeros distritales, la recepción de quejas y denuncias y sobre todo el procedimiento para registrarse como candidato independiente, además de que daría más trabajo a otras áreas del Instituto.

“Definitivamente los órganos centrales tendrían mayor trabajo para la atención de este tipo de procedimientos” confirmó el secretario.

A la par que su propia iniciativa de reforma, el Instituto Electoral trabaja en un análisis sobre el impacto que tendría modificar los tiempos electorales en la organización del proceso.