La Primera Sala de la Suprema Corte declaró este jueves como infundado el recurso de reclamación que interpuso el Congreso local de Baja California contra la controversia constitucional en contra de la 'Ley Bonilla', con la que el actual gobernador Jaime Bonilla amplía su periodo de dos a cinco años.

Con dicha resolución los ministros podrán seguir el trámite normal para el análisis de la 'Ley Bonilla', que fue impugnada por el exgobernador Francisco Vega de Lamadrid.

También por otras seis acciones inconstitucionales interpuestas por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) y los partidos Acción Nacional (PAN), Revolucionario Institucional (PRI), de la Revolución Democrática (PRD), Movimiento Ciudadano y un partido local.

El análisis de la 'Ley Bonilla' estaba entre los pendientes de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), hasta resolverse el recurso de reclamación que interpuso el Congreso de aquella entidad contra la entrada de la controversia interpuesta por el anterior gobierno.

A finales del año pasado la Corte también desechó la acción de inconstitucionalidad que promovió el Instituto Nacional Electoral (INE) en contra de la "Ley Bonilla", por improcedente.

Entonces, el ministro encargado de analizar este tema, Fernando Franco González Salas, argumentó que de acuerdo a la Constitución los órganos autónomos, como el INE, no están legitimados para promover este tipo de juicios ante la Corte, salvo que se trate de una invasión directa a su esfera de competencia.

No obstante, la Corte seguirá con la resolución de la Primera Sala en la ruta normal para el análisis del caso.