Tras conocer el dato preliminar del Producto Interno Bruto (PIB) del 2019, el cual mostró una contracción de 0.1% anual, varias instituciones han salido a recortar su estimación de crecimiento para este año, donde pareciera que la economía mexicana quedará por debajo de lo prometido por la Secretaría de Hacienda de 2.0% para el 2020.

Este martes, tanto Moody’s como los especialistas del sector privado, consultados por el Banco de México, bajaron sus expectativas de crecimiento, dejando en duda que se cumpla la meta del gobierno de Andrés Manuel López Obrador en su segundo año de administración.

El primer movimiento fue el 7 de enero en la encuesta de Citibanamex, que redujo su expectativa 1 décima, a 1.0%; le siguieron el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial  bajo el común denominador de falta de certidumbre en las decisiones políticas.

Especialistas recortan previsión del PIB a 1.0% este año

Especialistas del sector privado esperan que este año el crecimiento económico tenga un mejor desempeño al que se presentó en el 2019, de acuerdo con la Encuesta sobre las Expectativas de los Especialistas en Economía del Sector Privado, correspondiente a enero.

Si bien los especialistas esperan un repunte en el Producto Interno Bruto (PIB) en el 2020, recortaron su previsión de crecimiento en enero a 1.0 desde 1.10% que estimaron en la última encuesta del año pasado.

Hace algunos días se dio a conocer la estimación oportuna del PIB de México, donde los datos mostraron que el primer año de gobierno de Andrés Manuel López Obrador cerró con una contracción de 0.1% anual, la primera caída que se tiene registrada para un periodo similar desde el 2009, cuando el desplome fue de 5% ocasionado por la crisis financiera mundial.

El dato final del PIB se dará a conocer el próximo 25 de febrero. En este sentido, los especialistas consultados por el Banco de México (Banxico) esperan que la contracción sea de 0.09 por ciento. En diciembre pasado, los analistas aún esperaban un ligero crecimiento de 0.03 por ciento.

Respecto a la tasa de interés objetivo del banco central, la cual se encuentra actualmente en 7.25%, los especialistas auguraron que cierre el 2020 en en 6.52%, con cuatro recortes a lo largo del año.

Para el tipo de cambio, la encuesta arrojó que esperan que esté en 19.68 pesos por dólar, dato menor al de diciembre cuando se esperaba que el dólar estuviera en 20.10 pesos.

Gobernanzas y condiciones internas, los obstáculos

El banco central, liderado por Alejandro Díaz de León, consultó también sobre qué factores consideraban los analistas que podrían obstaculizar el crecimiento económico, donde, a nivel general, el principal factor que podría ser un obstáculo resultó ser la gobernanza con un puntaje de 51 por ciento.

Le siguieron las condiciones económicas internas, con 32%, mientras que las condiciones externas registraron 9%; las finanzas públicas, 6%, y la política monetaria preocupó también a 6% de los encuestados. Cabe destacar que, desde septiembre del año pasado, los encuestados no consideran la inflación dentro de los posibles obstáculos para el crecimiento de la economía mexicana.

En un nivel particular, el principal obstáculo son los problemas de inseguridad, con 21% de las respuestas, mientras que la incertidumbre política interna se llevó 19% de las respuestas y la incertidumbre sobre la situación económica interna arrojó 17 por ciento.

La debilidad en el mercado interno obtuvo 8% de las respuestas, en tanto que la plataforma de producción pretolera preocupó a 5% de los encuestados al igual que la corrupción.

No obstante, al pedir a los analistas que evaluaran estas condiciones del uno al siete —donde uno significa que sería poco limitante y siete que sería muy limitante— los factores generales a los que se les asignó un mayor nivel de preocupación fueron los de gobernanza (6.1), finanzas públicas (5.2) y condiciones internas (5.0).

Inflación, dentro del objetivo

Los analistas pronosticaron que para el cierre de este año la inflación se mantendrá en el objetivo del Banxico de 3% +/- 1 punto porcentual.

De esta manera, prevén que la inflación termine el 2020 en un nivel de 3.50%, un dato ligeramente mayor a lo estimado en diciembre pasado de 3.44 por ciento.

Respecto a la inflación subyacente, la cual elimina de su cálculo los bienes y servicios cuyos precios son más volátiles, los analistas del sector privado esperan que se ubique en 3.48 por ciento.

Justo esta inflación es la que está en la mira de los analistas y del Banxico, ya que, pese a la desaceleración, continúa por arriba de 3 por ciento.

El año pasado, la inflación cerró en una tasa anual de 2.83%, su menor nivel desde el 2015 cuando se ubicó en 2.13 por ciento. Estos buenos niveles de inflación, han referido analistas en semanas pasadas, permitirán que el Banxico continúe con el recorte de su tasa objetivo a lo largo del año.